Sigue nuestras redes sociales

Internacional

Sexoservidoras, en quiebra por Covid-19

– Han enfrentado el estigma, la falta de protección, incluso el VIH-Sida. En AL aprendieron a cuidarse entre ellas, pero ahora el aislamiento las tiene en jaque

Con la experiencia de lidiar por siglos con infecciones de transmisión sexual y, en los últimos 40 años, con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), las trabajadoras sexuales en América Latina y el Caribe saben que tienen un entrenamiento de décadas en defensa de su salud a fin de enfrentarse a otro reto: la pandemia por Covid-19.

Con el golpe socioeconómico del coronavirus por las cuarentenas, esas mujeres sufrieron el desplome de su fuente diaria de subsistencia, sujeta a que cantinas, hoteles y otros lugares estén abiertos y de que en las calles haya una actividad normal.

“Estamos entrenadas para enfrentar las condiciones y consecuencias que implican escenarios como los de una pandemia”, proclamó la (no estatal) Red de Mujeres Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica y el Caribe (RedTraSex), con sede en Buenos Aires y que reúne a agrupaciones de 14 países hispanoamericanos.

“Hemos aprendido a cuidarnos y defendernos entre nosotras, y ahora, qué hacemos frente a la crisis mundial por Covid-19, esa experiencia con la que contamos la estamos volcando en conocer las particularidades de este fenómeno”, agregó.

La meta es diseñar “herramientas de prevención específicas para seguir haciendo lo que hemos hecho durante décadas: sobrevivir a una pandemia, a una más, ya que ha sido la del estigma y discriminación la que nos ha entrenado desde siempre para sobrevivir, ahora, a esta”, recalcó la asociación no gubernamental.

La billetera

Como secuela indirecta, la infección adelgazó la billetera de miles de mujeres de un gremio informal y sin reconocimiento legal.

“Estamos muy mal por el coronavirus. Este trabajo se hace con el cuerpo, con los genitales y las compañeras están muy afectadas: no pueden salir a trabajar”, afirmó la argentina Elena Reynaga, secretaria ejecutiva de RedTraSex.

“Algunas deben salir a laborar. Casi 89% de trabajadoras sexuales en América Latina y el Caribe son jefas de hogar y sobre la economía de ellas recae el mantenimiento familiar”, aseveró Reynaga a este diario.

“Están pasándola muy mal. El virus vino a evidenciar el daño de la clandestinidad en que estamos inmersas sin regulación”, añadió Reynaga, quien ejerció como trabajadora sexual de los 20 a los 50 años y se retiró hace 16.

“La enfermedad marcó un antes y un después para nosotras en América Latina y el Caribe, donde el trabajo sexual no está penado, pero tampoco está regulado, y exhibió la desigualdad social, la hipocresía de los gobiernos y a una sociedad que, ante nuestro trabajo, sigue mirando para otro lado”, indicó.

“Nada va a llegar del cielo”

Para la trabajadora sexual nicaragüense María Elena Dávila, de 57 años e integrante del grupo Girasoles de Nicaragua, que pertenece a RedTraSex, el padecimiento “desenmascaró” la realidad de que “nuestras condiciones [sociales] son indignas”.

“Ninguna tenía preparación para esta dura realidad. El trabajo es mínimo, por el aislamiento. Y si uno se aísla, ¿de qué comerá la familia?”, adujo Dávila a este periódico.

“Sufrimos hasta por un tapabocas”, lamentó la colombiana Fidelia Suárez, de 50 años , con 30 en el oficio, y presidenta del Sindicato de Trabajadoras Sexuales de Colombia afiliado a la Red.

Frente al consejo de quedarse en casa, reclamó: “Sí, me quedo en casa, pero mis hijos no tienen qué comer. ¿Quién me va a pagar el arriendo? Nada me va a llegar del cielo”.

“Disminuyeron en 100% las ganancias. Tenemos que buscar cómo ejercer y, exponiéndonos al contagio, nosotros mismas crear medidas de bioseguridad para llevar sustento porque somos el pilar de nuestros hogares. Nuestro trabajo cada día disminuye, las ganancias son menos y menos tenemos para llevar a la casa”, contó.

“No hay clientes en la calle”, dijo la costarricense Nubia Ordóñez, de 59, retirada hace 18 y dirigente de La Sala de Costa Rica, que integra la red. Consultada por este rotativo, recordó que el dilema es que “si se nos pide no abrazarnos ni besarnos” para evitar el contagio, “pues es muy difícil así poder ejercer el trabajo sexual”.

Internacional

Segundo voluntario de vacuna de AstraZeneca presenta enfermedad neurológica “inexplicable”

– Según medios estadounidenses, una mujer, que participaba en el proyecto de vacuna de Covid-19, desarrolló una enfermedad neurológica “inexplicable”

Un segundo voluntario del proyecto de vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus presentó una enfermedad neurológica “inexplicable”, pero la farmacéutica asegura que no hay evidencia suficiente de que esté relacionada con la sustancia.

De acuerdo con medios estadounidenses, es una mujer la que desarrolló la enfermedad. También el primer caso fue una mujer.

AstraZeneca señaló al diario estadounidense The New York Times que no tiene aún el diagnóstico de este segundo caso, pero fuentes enteradas de la situación dijo que se trata de mielitis transversal, la misma enfermedad que desarrolló la primera voluntaria.

En el primer caso, la voluntaria recibió una dosis de la vacuna antes de desarrollar inflamación de la médula espinal, conocida como mielitis transversa, que provoca debilidad en brazos, piernas y puede causar problemas en los intestinos y la vejiga.

Una vocera de la farmacéutica detalló al Times que se encontró que la voluntaria tenía un caso previo, no diagnosticado, de esclerosis múltiple, no ligado a la vacuna, y el ensayo se reanudó poco después.

En el segundo caso, la voluntaria enfermó tras recibir la segunda dosis de la vacuna.

Sin embargo, AstraZeneca explicó que tras una revisión independiente, se determinó que era poco probable que ambas enfermedades estuvieran ligadas a la vacuna o había, por lo menos, información insuficiente para relacionarlas, por lo que se recomendó continuar con los ensayos.

Pero algunos expertos tienen sus dudas. “Si hay dos casos, esto empieza a parecer un patrón peligroso”, dijo Mark Slifka, experto en vacunas de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregon, al Times. “Si surge un tercer caso de enfermedad neurológica en el grupo donde se está probando la vacuna, tal vez sea el final el proyecto”.

El ensayo realizado por AstraZeneca, en colaboración con la Universidad de Oxford, fue tras la aparición de una “enfermedad potencialmente inexplicable” en uno de los participantes.

Las pruebas se retomaron días después en Reino Unido, Brasil y Sudáfrica, pero no en Estados Unidos. El laboratorio británico no dio explicaciones al respecto.

La vacuna desarrollada por AstraZeneca y la universidad de Oxford es uno de los proyectos occidentales más avanzados, probado con decenas de miles de voluntarios en el Reino Unido, Brasil, Sudáfrica y, desde el 31 de agosto, en Estados Unidos, en lo que se llama la fase 3 de los ensayos, es decir, la última, en la que se verifica su seguridad y eficacia.

Continuar leyendo

Internacional

Estados Unidos está por llegar a las 200 mil muertes por coronavirus

– Esta cifra es la que los expertos habían pronosticado que habría al finalizar este año

Washington.- Al azotar la pandemia de coronavirus en marzo, el presidente Donald Trump expuso sus expectativas para Estados Unidos.

Si el país lograba mantener la tasa de mortalidad entre 100,000 y 200,000 personas, indicaría, dijo Trump, que el gobierno había “hecho un muy buen trabajo”.

En los siguientes días, el número de muertes en Estados Unidos está por superar el pronóstico más alto del presidente: 200,000, según el conteo oficial, aunque sin duda el número real es mucho más elevado. El virus sigue propagándose y actualmente no hay vacuna aprobada. Algunos expertos en salud pública temen que las infecciones podrían aumentar en los próximos meses, quizás incluso duplicarse el número de muertes para finales de año.

Sin embargo, la sombría cifra y la idea de que mueran más estadounidenses no han provocado que el presidente reconsidere su manejo de la pandemia y no hay manifestación evidente de arrepentimiento. En lugar de eso, Trump ha intentado readaptar la importancia del conteo de muertes al intentar convertir la pérdida de 200,000 estadounidenses en una historia de éxito y afirmar que los números pudieron haber sido más elevados sin las acciones de su gobierno.

“De no haber hecho nuestro trabajo, serían tres y medio, dos y medio, quizás tres millones de personas”, dijo Trump el viernes al basarse en proyecciones extremas de lo que pudo haber pasado si no se hubiera hecho absolutamente nada para combatir la pandemia. “Hemos hecho un trabajo fenomenal en cuanto al Covid-19”.

La perspectiva de reelección de Trump en parte dependerá de si suficientes votantes coinciden con esa evaluación. Es evidente el desafío al que se enfrenta para demostrar su punto, sólo seis semanas antes de la elección del 3 de noviembre y con las votaciones ya en desarrollo en algunos estados.

Sólo 39% de los estadounidenses aprueban la forma en que el presidente ha manejado la pandemia, según un sondeo realizado por The Associated Press y NORC Center for Public Affairs Research. Aproximadamente una cuarta parte de los republicanos dicen no coincidir con la administración de la crisis de salud pública, aunque su apoyo general de los votantes del Partido Republicano está en un cómodo 84%.

También hay poca duda de que la cantidad de muertos en Estados Unidos ha superado la cantidad que Trump aseguró reiteradamente que sería. En febrero, cuando se detectaron los primeros casos de coronavirus en el país, el presidente dijo que las cifras serían “bajas cerca de cero” en cuestión de días. A principios de abril, cuando funcionarios estimaron que por lo menos 100,000 personas morirían a causa de la pandemia incluso de tomarse todas las medidas concebibles para combatirla, Trump insinuó que los números serían menores.

Continuar leyendo

Internacional

EU prohíbe descargar TikTok por seguridad nacional

La orden de Trump busca “combatir la malintencionada colección de datos personales” por parte de China

El Departamento de Comercio de Estados Unidos informó que la propuesta de Donald Trump de restringir las apps TikTok y WeChat entrará en vigor el domingo “para salvaguardar la seguridad nacional” y combatir “la malintencionada colección de datos personales” por parte de China.

Las medidas se anuncian mientras ByteDance, dueña de TikTok, busca llegar a un acuerdo sobre el futuro de sus operaciones en Estados Unidos. Ha estado en conversaciones con Oracle y otros para crear una nueva compañía, TikTok Global, para lidiar con las preocupaciones de Washington sobre la seguridad de los datos de sus usuarios.

​Prohibición a TikTok y WeChat

En un comunicado, el secretario de Comercio, Wilbur Ross, detalló que a partir del 20 de septiembre, estarán prohibidas, tanto para TikTok como para WeChat las siguientes transacciones:

Cualquier prestación de servicio para distribuir o mantener las aplicaciones móviles de WeChat o TikTok, el código constitutivo o las actualizaciones de aplicaciones a través de una tienda de aplicaciones móviles en línea en Estados Unidos.

Cualquier prestación de servicios a través de la aplicación móvil WeChat con el fin de transferir fondos o procesar pagos dentro de Estados Unidos.
En tanto, otras restricciones, que para WeChat aplicarán desde este domingo y para TikTok a partir del 12 de noviembre son:

Cualquier prestación de servicios de alojamiento de internet que permitan el funcionamiento u optimización de la aplicación móvil en Estados Unidos.
Cualquier prestación de servicios de red de entrega de contenido que permita el funcionamiento u optimización de la aplicación móvil en Estados Unidos.

Cualquier prestación contratada o arreglada directamente de tránsito por internet o servicios de peering que permitan la función u optimización de la aplicación móvil dentro de Estados Unidos.

Cualquier utilización del código constitutivo, las funciones o los servicios de la aplicación móvil en el funcionamiento de software o servicios desarrollados y / o accesibles dentro de Estados Unidos.

En el caso de TikTok, la fecha extendida al 12 de noviembre se debe a que el presidente Trump ha proporcionado hasta entonces para que se resuelvan las preocupaciones de seguridad nacional, en cuyo caso, se podrán levantar las prohibiciones.

Algunos expertos de seguridad han expresado sus preocupaciones de que ByteDance, la compañía china propietaria de TikTok, podría mantener acceso a la información de los 100 millones de usuarios de la app en Estados Unidos, lo que crearía un riesgo a la seguridad.

“Las acciones de hoy demuestran una vez más que el presidente Donald Trump hará todo lo que esté en su poder para garantizar nuestra seguridad nacional y proteger a los estadunidenses de las amenazas del Partido Comunista Chino”, destacó Wilbur Ross en un tuit.
Con información de AP, EFE y Reuters

Continuar leyendo

Lo Relevante