Sigue nuestras redes sociales

Nacional

Escuelas privadas SÍ reinician actividades el 1 de marzo: ANEP

– Las escuelas particulares iniciarán clases presenciales el 1 de marzo, pues las autoridades federales no pueden prohibir que lo hagan.

CIUDAD DE MÉXICO, México — El lunes 1 de marzo escuelas privadas de México, adscritas a la SEP reanudarán clases presenciales, así lo advirtió la Asociación Nacional de Escuelas Particulares (ANEP), por lo que los colegios que deseen pueden retomar actividades educativas.

Alfredo Villar Jiménez, presidente de la ANEP, indicó que lo que buscan es apoyar a las familias, pues cuentan con el apoyo de los padres en esta decisión de reabrir planteles educativos, a pesar de que la Secretaría de Educación Pública (SEP) advirtió que no hay condiciones para el regreso a clases presenciales.

Villar explicó que ellos mantendrán su postura de reiniciar actividades el lunes 1 de marzo, y que en caso de que las autoridades federales clausuren los planteles que reabran o impongan multas tendrían que recurrir a instancias legales y ofreció apoyo a las escuelas privadas que no quieran volver a operaciones en este momento.

También indicó que no será obligatorio para ningún padre de familia que manden a sus hijos a las escuelas que reabren, pues respetarán la decisión de los padres de cuidar la salud de sus hijos, pero reiteró que las escuelas privadas reabrirán en los niveles desde preescolar hasta preparatoria.

Villar Jiménez explicó que los planteles privados que reabran sus puertas el lunes 1 de marzo contarán con protocolos de sanidad reforzados para garantizar la salud de los alumnos dentro de las aulas y así evitar la propagación del virus Covid-19.

Las escuelas privadas deberán cumplir con los protocolos emitidos por la Secretaría de Salud y la SEP que incluyen medidas de higiene constante, así como:

  • Garantizar agua y jabón
  • Tomar la temperatura de estudiantes y docentes a la entrada de clases
  • Se desinfectarán mochilas y útiles escolares
  • Darán gel antibacterial a los alumnos
  • Proteger a docente que se encuentren en situación de riesgo
  • Uso obligatorio de cubrebocas
  • Entradas, salidas y recesos serán escalonado
  • Asistencia alternada
  • Uso de espacios abiertos
  • No habrá ceremonias civiles
  • En caso de detectar brote, la escuela cerrará por 15 días
  • Los docentes serán vacunados
  • El Covid-19 será considerado una enfermedad de riesgo de trabajo
  • Mantener la sana distancia, por lo que los menores tendrán lugares asignados
  • Se suspende cualquier tipo de ceremonia cívica
  • Habrá apoyo emocional para maestros y alumnos

¿Sancionarán a las escuelas por iniciar antes que las escuelas de la SEP?

No, las escuelas que reinicien clases presenciales el lunes 1 de marzo no serán multadas por parte de la Ssa, pues no cuenta con ninguna facultad para sancionar la reapertura de esas escuelas, pero sí pidió entender que aún no existen las condiciones epidemiológicas para garantizar la salud de alumnos, maestros y familias.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo el martes que no se prohibirá a las escuelas privadas iniciar clases el 1 de marzo, pero pidió que esperen a la vacunación de los maestros.

Nacional

¿Diálogo con la oposición?

Por Fidel Ibarra López

El ahora Diputado Federal electo por Acción Nacional, Santiago Creel Miranda, lanza a través de sus redes sociales una convocatoria a López Obrador para establecer un diálogo “franco, sin mentiras ni hipocresías” con la oposición. ¿La justificación? El presidente tiene tres años sin dialogar con la oposición. Y agrega: “se quiere que los últimos tres años de su gobierno sean exitosos en los grandes temas nacionales”. Y se asegura, que la convocatoria no es “retórica”, sino una convocatoria directa.

¿Qué se desprende de lo anterior? Es verdad que en lo que va del gobierno de López Obrador, este no ha dialogado con la oposición. Sin embargo, se debe señalar también que el PAN tampoco ha mostrado disposición para ese diálogo. Al contrario, su estrategia desde el inicio fue capitalizar “electoralmente” el descontento social que generó el gobierno de López Obrador en algunas capas de la sociedad. Y bajo esa estrategia, no era pertinente el “acercamiento al presidente”. Por tanto, el PAN mantuvo una crítica sistemática al presidente y a Morena. ¿Resultado? Logró constituirse como la única oposición real al presidente. Así fue percibido el partido por la sociedad. Sin embargo, se equivocó al hacer alianzas con el PRI. Y el resultado ya lo conocemos todos.

Ahora bien, ¿por qué ahora extiende la mano el PAN a través de un actor clave como Santiago Creel? Planteo la interrogante en esos términos, porque no me parece que el movimiento de Creel sea a título personal. Ese es un movimiento táctico del partido. Creel tiene una imagen de conciliador al interior del panismo, de un político proclive a la construcción de acuerdos, por eso es él la vía para extender la mano al presidente.

Pero, insisto, ¿por qué extiende la mano el PAN? ¿En realidad quiere llegar a acuerdos con el presidente López Obrador? Desde nuestra perspectiva, es un movimiento táctico del PAN en función de la posición que está asumiendo el PRI. Este último ha derramado la “bilis” de los panistas al mostrar su disposición a llegar a acuerdos con el presidente. Con ello “rompió” la posibilidad de mantener unida la posición de la alianza prianista en la Cámara de Diputados, tal como se había dicho que sería. En ese sentido, si el PRI llega a acuerdos con López Obrador, el PAN quedaría a la deriva porque no se requeriría para la gobernabilidad, ni para los cambios legislativos que pretende el presidente a la Constitución. En ese escenario, el PAN decide dar un paso al frente y mostrar una postura de diálogo “por el bien del país”. No es ese el tema de fondo. Se ven obligados a hacerlo, por la posición del PRI.

Hago un paréntesis para señalar lo siguiente: ¿para qué sirvió entonces la alianza prianista? Para revitalizar la posición del PRI frente al presidente. Y eso se lo debe el PRI al PAN. El tricolor acompañó al PAN hasta donde le convenía (las elecciones). De ahí en adelante, lo dejó solo. ¿La razón? Una, porque es la naturaleza de los priistas. Es parte de su ADN político. Y dos, porque el PRI se juega su sobrevivencia política. Y no tendrán ningún empacho en ser el “partido bisagra” del presidente. O dicho, en otros términos, en ser “el segundo a bordo del Partido Verde”.

Regreso al punto clave de este artículo: ¿podría aceptar el presidente el diálogo con el PAN? No. ¿Por qué? Porque no lo necesita. Prefiere entenderse con el PRI. Y, además, si llegase aceptar el diálogo con el blanquiazul se dinamitaría su discurso contra los “conservadores”.

Concluyo con lo siguiente: el PAN se equivocó al hacer alianzas con el PRI; ésta solamente sirvió para darle un “tanque de oxígeno al PRI”. Y se equivocan también, al extender la mano al presidente. No porque sea inadecuado, al contrario, es lo pertinente en un régimen democrático, sino porque ese gesto es producto de las condiciones del escenario político para el partido. No es un gesto genuino, sino pragmático. Además, es casi imposible que después de la crítica sistemática y permanente que el PAN ha mantenido contra el presidente desde varios frentes, el tabasqueño les acepte el diálogo.

El presidente se va a entender con el PRI, y el PAN quedará en la esquina de la Cámara de Diputados con la crítica permanente. Una crítica que servirá para alimentar a los medios, pero no para alterar el statu quo

Se equivocó el PAN. El PRI los utilizó.

Continuar leyendo

Nacional

El fracaso de la alianza prianista en las elecciones del 6 de junio

Por Fidel Ibarra López

La atención de los medios opositores al presidente, se centró en la derrota de Morena en 7 alcaldías de la Ciudad de México, así como en el hecho de que López Obrador no alcanzó la mayoría calificada en la Cámara de Diputados. Y se entiende. Con esa narrativa se pretende ocultar el fracaso brutal de la alianza prianista. Alianza que fue orquestada al más alto nivel del poder económico y que fue auspiciada desde distintos frentes informativos; pero a la hora cero, topó con pared en las urnas: de las 15 gubernaturas que estaban en juego, el PAN pudo mantener Chihuahua y Querétaro. Y el PRI perdió las 10 gubernaturas donde mantenía el poder. Bajo estas condiciones, el PAN territorialmente mantiene el poder en 8 gubernaturas, y el PRI solamente en 4. Mientras que Morena amplía el poder en 17 estados de la república.

En el caso de la Cámara de Diputados, para la próxima legislatura Morena tendrá en total 200 diputados –122 de mayoría relativa y 78 de representación proporcional-; mientras que el PT, tendrá 33 diputados; y el Verde, 42. Si se mantiene la alianza legislativa, Morena y sus aliados tendrán la mayoría absoluta en la Cámara, mayoría con la cual podrán aprobar el presupuesto y, si es el caso, reformar alguna ley secundaria. Se arguye en los medios de comunicación que Morena se estancó en esta elección, porque no alcanzó la mayoría calificada y, por ende, no podrán realizar modificaciones a la Constitución. Pero esa supuesta mayoría calificada –como lo han señalado los propios morenistas- el partido Vino Tinto no la tenía en la pasada legislatura. La alcanzó a través de una alianza legislativa con el Verde; pero no era producto del resultado de las urnas. Lo cual no significa que no haya habido una disminución de votación en la elección de diputados federales; pero esa caída en la votación, si se revisan los números históricos, es la caída más baja –solamente del 17.1%- con respecto a los resultados que se presentaron en las elecciones intermedias de Zedillo para acá: con Zedillo, la caída fue del 32.8% en 1997, con respecto a la elección de 1994; con Fox, fue 34.8% en el 2003, con respecto a la elección del 2000; con Calderón, fue de 29.6% en el 2009, con respecto a la elección del 2006; y con Peña Nieto, la caída fue del 30.5% en el 2015, con respecto a la elección del 2012.

Visto así, el supuesto retroceso o estancamiento de Morena, no es tal. Es verdad que perdió en la Ciudad de México; sin embargo, en términos territoriales, el presidente López Obrador se agenció un “triunfo arrollador” el pasado 6 de junio. Sus adversarios podrán asegurar que “detuvieron al monstruo de Palacio Nacional –como lo señaló el líder nacional del PRD, Jesús Zambrano-. No obstante, en los hechos se tiene lo siguiente: territorialmente, Morena avanzó de forma brutal con el triunfo en las 11 gubernaturas y con la mayoría en 17 Congresos Locales en los estados donde gobierna la oposición –como el caso de Tamaulipas-. Y con ese avance, se observa de suma complejo para la oposición las elecciones presidenciales en el 2024.

¿Qué sí se tiene? Un fracaso brutal de la alianza del PRI, el PAN y el PRD. Esa es la realidad de la alianza, no el discurso triunfalista que pretenden situar en los medios de comunicación. En palabras del senador panista, Gustavo Madero, “es un autoengaño pensar que se le ganó a Morena”. Y agrega: “Lo que no nos atrevemos a reconocer es que Morena y sus aliados mantienen la mayoría de las curules en la Cámara de Diputados, en el Senado y en las legislaturas locales. La alianza PAN-PRI-PRD sólo logró quitarle 34 de los 218 distritos que obtuvo Morena en el 2018. Nuestro objetivo real: ‘crear una nueva mayoría opositora’ no se logró. Morena sigue siendo mayoría y el partido con mayores preferencias a nivel nacional” (Sinembargo.com, 9 de junio del 2021).

El discurso del senador Madero es el justo y adecuado: la alianza prianista fracasó. Y no sólo la clase política, sino todos los actores que coadyuvaron a conformarla. Y la pregunta obligada es: ¿qué sigue para el Prianismo? Jesús Zambrano adelantó, ante los medios de comunicación, que irán nuevamente en alianza para el 2024. Una declaración que empata bien con el discurso triunfalista que se ha planteado ante los medios de comunicación; pero en una valoración objetiva, la oposición –aún con alianza- no tiene nada qué hacer en el 2024. La oposición, está a años luz, como señala el senador Madero, de ser oposición a López Obrador: electoralmente, está descabezada; y en términos políticos, no tiene un proyecto político alternativo al proyecto Obradorista. Y lo peor: tampoco tiene quien lo encabece.

En ese sentido, el riesgo real para Morena en el 2024, está al interior del propio partido. No en la oposición.

Continuar leyendo

Nacional

La Secretaría de la Función Pública inhabilita por 10 años a Luis Videgaray

– El involucrado fue notificado de su inhabilitación para ocupar empleos, cargos o comisiones en el servicio público por acreditarse falta de veracidad en sus declaraciones patrimoniales de tres años consecutivos.

CIUDAD DE MÉXICO, México — La Secretaría de la Función Pública inhabilitó por 10 años para ocupar empleos, cargos o comisiones en el servicio público a Luis Videgaray Caso, por acreditarse la falta de veracidad en sus declaraciones patrimoniales de tres años consecutivos, cuando se desempeñó en las más altas funciones del gobierno federal, como secretario de Relaciones Exteriores y como secretario de Hacienda y Crédito Público en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

El involucrado fue notificado desde el 11 de mayo, pero el anuncio correspondiente se postergó hasta hoy por respeto a la veda electoral con respecto a acciones de comunicación social de parte de la Administración Pública Federal, de acuerdo con un comunicado.

Quién es Luis Videgaray?

Desde la Secretaría de la Función Pública se ordenó en junio de 2019 el inicio de la investigación patrimonial sobre quien fuera secretario de Hacienda y Crédito Público de diciembre de 2012 a septiembre de 2016, luego de conocer su posible participación en la compra irregular de la planta de fertilizantes “AgroNitrogenados”, la cual ocasionó un millonario daño patrimonial al Estado.

La sanción que fue impuesta por la SFP se informa es lo máximo que permite la ley dentro del procedimiento de responsabilidades por las omisiones en las declaraciones patrimoniales de un servidor público y es independiente de otros procedimientos de investigación o sanción que pudieran estar en curso por esta u otras autoridades.

Continuar leyendo

Lo Relevante