Sigue nuestras redes sociales

Internacional

Escuelas de samba quieren posponer el carnaval de Río de Janeiro por la pandemia

“Es simple: si la vacuna llega a tiempo, habrá samba. ¿Cómo vamos a lidiar con la multitud sin inmunidad colectiva?”, dijo Renatinho Gomes, presidente de Sao Clemente

Río de Janeiro.- Sin vacuna no hay samba: al menos cinco de las principales escuelas de samba de Río de Janeiro quieren posponer el carnaval de 2021 hasta que haya una vacuna contra el nuevo coronavirus, según reportes de prensa.

Las agrupaciones, que empiezan a preparar sus fastuosos desfiles con varios meses de anticipación, se reunirán este martes para discutir alternativas, informó el periódico O Globo, que cita a representantes de las “escolas” que defienden que la fiesta se posponga por tiempo indeterminado.

ESCUELAS DE SAMBA DE RÍO ADVIERTEN QUE CON RECORTES NO HABRÁ DESFILE CARNAVAL

“Es simple: si la vacuna llega (a tiempo), habrá samba. ¿Cómo vamos a lidiar con la multitud sin inmunidad colectiva?”, dijo al periódico Renatinho Gomes, presidente de Sao Clemente.

Mangueira, Imperatriz Leopoldinense, Vila Isabel y Beija-Flor también quieren posponer los desfiles, previstos originalmente para el 14 y 15 de febrero, según O Globo.

Con alrededor de 3,000 integrantes cada una, las escuelas de samba despliegan cada año en el Sambódromo de Río un lujoso espectáculo repleto de brillo, música y alegría contagiante, que atrae a miles de turistas —brasileños y extranjeros— y genera importantes ingresos para la economía local.

“Sin vacuna es inviable realizar el carnaval en cualquier fecha, sea en febrero o en junio”, considera el presidente de Vila Isabel, Fernando Fernandes.

“El carnaval es un evento de aglomeraciones, desde la producción hasta la puesta en escena en el Sambódromo. ¿Cómo sería (si el virus todavía estuviera circulando)? ¿Los integrantes mantendrían una distancia de dos metros? ¿Cantarían con mascarilla?”, cuestiona Fernandes.

El estado de Río de Janeiro, con más de 17 millones de habitantes, es uno de los más afectados por la Covid-19 en Brasil.

Desde el inicio de la pandemia, acumula más de 11,400 muertos y 132,000 contagios de la enfermedad, que en todo Brasil se ha cobrado 72,833 vidas y ha contagiado a casi 1.9 millones de personas.

En los últimos días, sin embargo, el ritmo de contagios y de muertes en Río dio señales de desaceleración.

Al menos dos proyectos de vacuna se están probando en Brasil, con miles de voluntarios. En caso de que alguno se demuestre efectivo, el país tendrá la capacidad de producir millones de dosis.

En el escenario más optimista, la vacuna podría ser aprobada a finales de este año y comenzar a ser distribuida sólo a principios de 2021.

Internacional

ONU prevé “catástrofe generacional” ante cierre de escuelas en todo el mundo

– Según la ONU, a mediados de julio las escuelas cerraron en más de 160 países, lo que afecta a más de mil millones de estudiantes, y más de un centenar de naciones aún no anuncia fechas de reapertura

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) llamó a todos los países a dar prioridad a la reapertura de sus escuelas en cuanto tengan controlada la transmisión local del covid-19​, advirtiendo que los cierres prolongados plantean el riesgo de una “catástrofe generacional”.

“Las decisiones que gobiernos y asociados tomen tendrán efecto en cientos de millones de jóvenes, así como en el desarrollo de los países durante decenios”, señaló su secretario general, António Guterres, quien presentó un informe elaborado por la organización para analizar el impacto del cierre de escuelas y ofrecer recomendaciones a los responsables políticos.

Según el análisis, en el mundo ya había una “crisis de la educación” antes de la pandemia, con más de 250 millones de niños que no estaban escolarizados y, en países en desarrollo, con solo una cuarta parte de alumnos de secundaria terminando sus estudios con competencias básicas. Pero la pandemia, subrayó, causó “la mayor disrupción que ha sufrido la educación”.

Según la ONU, a mediados de julio las escuelas cerraron en más de 160 países, lo que afecta a más de mil millones de estudiantes, y más de un centenar de naciones aún no anuncia fechas de reapertura.

La educación remota deja a muchos alumnos atrás, señaló la ONU, que destaca el riesgo que sufren aquellos con discapacidades, de comunidades desfavorecidas, desplazados, refugiados y aquellos que viven en zonas remotas.

Así, la pandemia aumenta las desigualdades educativas y amenaza con deshacer los progresos logrados en las últimas décadas. Además, pidió dar prioridad a la educación en la distribución de fondos, protegiendo y aumentando los presupuestos educativos en las cuentas públicas.

Continuar leyendo

Internacional

Nitrato de amonio, el gran responsable de explosiones accidentales y criminales

– El nitrato de amonio es una sal blanca e inodora que se utiliza como base para muchos fertilizantes nitrogenados en forma de gránulos, aminonitratos, altamente solubles en agua y que los agricultores compran en grandes bolsas.

BEIRUT, Líbano — El nitrato de amonio, causante de las explosiones en Beirut el martes, es la base de muchos fertilizantes nitrogenados, y ha causado varios accidentes industriales o atentados como el cometido en 1995 en Oklahoma City, Estados Unidos, por un supremacista blanco.

Según el primer ministro libanés, Hasan Diab, las explosiones, que dejaron al menos 73 muertos y 3.700 heridos, fueron causadas por la detonación de 2.750 toneladas de nitrato de amonio que estaban almacenadas en el puerto de la capital libanesa.

Imagen

El nitrato de amonio es una sal blanca e inodora que se utiliza como base para muchos fertilizantes nitrogenados en forma de gránulos, aminonitratos, altamente solubles en agua y que los agricultores compran en grandes bolsas. No son productos combustibles, sino oxidantes.

Su detonación es posible en dosis medias y altas y en presencia de sustancias combustibles o fuentes intensas de calor.

Por ello, el almacenamiento del nitrato de amonio debe seguir estrictas normas para aislarlo de líquidos inflamables (gasolina, aceites, etc), líquidos corrosivos, sólidos inflamables o sustancias que emiten calor, entre otras sustancias prohibidos, según una hoja técnica del Ministerio de Agricultura francés.

Imagen

El nitrato de amonio ha sido protagonista de numerosas tragedias -accidentales y criminales- en el mundo.

Uno de sus primero accidentes dejó 561 muertos en 1921 en una planta de BASF, en Oppau, Alemania.

En Francia, unas 300 toneladas de nitrato de amonio almacenado a granel en un hangar de la planta química AZF, en Toulouse, explotaron el 21 de septiembre de 2001, dejando 31 fallecidos. La deflagración se excuchó a 80 km a la redonda.

También en Estados Unidos, una terrible explosión en la planta de West Fertilizer, en Texas, dejó 15 muertos en 2013, tras explotar un depósito de nitratos de amonio por un incendio provocado.

Why was the Texas fertiliser plant explosion so deadly?

Los investigadores cuestionaron la ausencia de estándares de almacenamiento para el producto en la planta texana.

El nitrato de amonio también se puede usar para fabricar explosivos. El 19 de abril de 1995, Timothy McVeigh detonó una bomba hecha con dos toneladas de fertilizante frente a un edificio federal en Oklahoma City, dejando 168 muertos y cerca de 700 heridos.

Continuar leyendo

Internacional

Sexoservidoras, en quiebra por Covid-19

– Han enfrentado el estigma, la falta de protección, incluso el VIH-Sida. En AL aprendieron a cuidarse entre ellas, pero ahora el aislamiento las tiene en jaque

Con la experiencia de lidiar por siglos con infecciones de transmisión sexual y, en los últimos 40 años, con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), las trabajadoras sexuales en América Latina y el Caribe saben que tienen un entrenamiento de décadas en defensa de su salud a fin de enfrentarse a otro reto: la pandemia por Covid-19.

Con el golpe socioeconómico del coronavirus por las cuarentenas, esas mujeres sufrieron el desplome de su fuente diaria de subsistencia, sujeta a que cantinas, hoteles y otros lugares estén abiertos y de que en las calles haya una actividad normal.

“Estamos entrenadas para enfrentar las condiciones y consecuencias que implican escenarios como los de una pandemia”, proclamó la (no estatal) Red de Mujeres Trabajadoras Sexuales de Latinoamérica y el Caribe (RedTraSex), con sede en Buenos Aires y que reúne a agrupaciones de 14 países hispanoamericanos.

“Hemos aprendido a cuidarnos y defendernos entre nosotras, y ahora, qué hacemos frente a la crisis mundial por Covid-19, esa experiencia con la que contamos la estamos volcando en conocer las particularidades de este fenómeno”, agregó.

La meta es diseñar “herramientas de prevención específicas para seguir haciendo lo que hemos hecho durante décadas: sobrevivir a una pandemia, a una más, ya que ha sido la del estigma y discriminación la que nos ha entrenado desde siempre para sobrevivir, ahora, a esta”, recalcó la asociación no gubernamental.

La billetera

Como secuela indirecta, la infección adelgazó la billetera de miles de mujeres de un gremio informal y sin reconocimiento legal.

“Estamos muy mal por el coronavirus. Este trabajo se hace con el cuerpo, con los genitales y las compañeras están muy afectadas: no pueden salir a trabajar”, afirmó la argentina Elena Reynaga, secretaria ejecutiva de RedTraSex.

“Algunas deben salir a laborar. Casi 89% de trabajadoras sexuales en América Latina y el Caribe son jefas de hogar y sobre la economía de ellas recae el mantenimiento familiar”, aseveró Reynaga a este diario.

“Están pasándola muy mal. El virus vino a evidenciar el daño de la clandestinidad en que estamos inmersas sin regulación”, añadió Reynaga, quien ejerció como trabajadora sexual de los 20 a los 50 años y se retiró hace 16.

“La enfermedad marcó un antes y un después para nosotras en América Latina y el Caribe, donde el trabajo sexual no está penado, pero tampoco está regulado, y exhibió la desigualdad social, la hipocresía de los gobiernos y a una sociedad que, ante nuestro trabajo, sigue mirando para otro lado”, indicó.

“Nada va a llegar del cielo”

Para la trabajadora sexual nicaragüense María Elena Dávila, de 57 años e integrante del grupo Girasoles de Nicaragua, que pertenece a RedTraSex, el padecimiento “desenmascaró” la realidad de que “nuestras condiciones [sociales] son indignas”.

“Ninguna tenía preparación para esta dura realidad. El trabajo es mínimo, por el aislamiento. Y si uno se aísla, ¿de qué comerá la familia?”, adujo Dávila a este periódico.

“Sufrimos hasta por un tapabocas”, lamentó la colombiana Fidelia Suárez, de 50 años , con 30 en el oficio, y presidenta del Sindicato de Trabajadoras Sexuales de Colombia afiliado a la Red.

Frente al consejo de quedarse en casa, reclamó: “Sí, me quedo en casa, pero mis hijos no tienen qué comer. ¿Quién me va a pagar el arriendo? Nada me va a llegar del cielo”.

“Disminuyeron en 100% las ganancias. Tenemos que buscar cómo ejercer y, exponiéndonos al contagio, nosotros mismas crear medidas de bioseguridad para llevar sustento porque somos el pilar de nuestros hogares. Nuestro trabajo cada día disminuye, las ganancias son menos y menos tenemos para llevar a la casa”, contó.

“No hay clientes en la calle”, dijo la costarricense Nubia Ordóñez, de 59, retirada hace 18 y dirigente de La Sala de Costa Rica, que integra la red. Consultada por este rotativo, recordó que el dilema es que “si se nos pide no abrazarnos ni besarnos” para evitar el contagio, “pues es muy difícil así poder ejercer el trabajo sexual”.

Continuar leyendo

Lo Relevante