Sigue nuestras redes sociales

Estatal

El alcalde se equivoca al permitir la operación de los restaurantes en plena fase 3

Por Fidel Ibarra López

El alcalde, Luis Guillermo Benítez Torres ha anunciado que los restaurantes van a poder operar al 40% para este próximo 10 de mayo. ¿Qué representa esta medida de cara a la situación que estamos viviendo con la pandemia del Covid-19? De entrada, es una medida en contrasentido de lo que ha señalado López-Gatell y el propio gobernador del estado, de festejar ese día, pero en confinamiento. El alcalde ha manifestado que su decisión obedece a la autonomía con la que cuenta frente a la autoridad del estado, pero esa declaración carece de fundamento en varios sentidos. En primer lugar, en efecto, el Ayuntamiento a su cargo puede ejercer la autoridad en tal o cual sentido; pero la contingencia sanitaria en la que nos encontramos sobrepasa las indicaciones que puede generar una autoridad estatal. En todo caso, no está en contrasentido de una indicación del gobernador del estado -de mantenerse en confinamiento para este 10 de mayo-, sino de las indicaciones de una autoridad federal, en este caso del estratega de la lucha contra la pandemia a nivel nacional, el Dr. Hugo López-Gatell, que dicho sea de paso es funcionario de un gobierno al cual el alcalde se debe porque proviene del mismo partido, Morena.

En segundo lugar, es una decisión que se aleja del marco de la Ciencia y se instala por completo en el sentido común. Me explico: desde el inicio de esta pandemia ha quedado claro que, ante la falta de una vacuna para enfrentar la enfermedad, las dos variables claves a controlar para atemperar los estragos del Covid-19, son dos: a) Controlar la variable de la movilidad social -de ahí el confinamiento de las personas-; y b) Controlar el tiempo en el cual las personas permanecen en el espacio público. Estas dos variables son claves para enfrentar la pandemia; pero tal parece que no ha quedado claro. No, si se observa que una autoridad municipal va a permitir el funcionamiento de los restaurantes en el peor momento de la pandemia, ¡en la fase 3! Es un absurdo.

Se argumentará en contraparte que se requiere reactivar la economía y que por ese lado la decisión del alcalde es acertada. Y sí, en efecto, se requiere reactivar la economía. Pero eso no va a ser posible en plena fase 3. Eso sólo puede ocurrir una vez que esta etapa termine y, a partir de ahí, es cuando se debe empezar a abrir la economía. Antes sería una locura. A menos que, como señala Donald Trump, se considere que el costo de abrir la economía implique la pérdida de muchas vidas humanas. Lo que es lo mismos a decir: Tenemos que abrir la economía, aunque ello signifique que muchos van a perder la vida. Ese es un discurso de la derecha, pero en ningún momento puede ser asumido por la izquierda. No señor. Ante esta pandemia, la posición de la izquierda debe ser, en todo momento, el salvar vidas; sino que caso tiene el principio de Bienestar que se enarbola en el proyecto de gobierno de la Cuarta Transformación.

Prevén en Mazatlán restaurantes llenos por el Tianguis Turístico ...

A lo anterior se objetará lo siguiente: si no se permite el funcionamiento de comercios -en este caso de restaurantes- para este próximo 10 de mayo, ¿de qué van a vivir entonces las personas que se dedican, por ejemplo, al sector servicios? En este punto es donde precisamente debe entrar el Estado y los municipios para coadyuvar con los micro y pequeños empresarios para que transiten este periodo de buena forma. Pero es aquí precisamente donde se ubica el problema de fondo: el gobierno -en sus tres niveles- no está sosteniendo la situación de los micro, pequeños y medianos empresarios. El recurso que está ofreciendo el gobierno federal del préstamo de 25 mil pesos es insuficiente para encarar una situación de este nivel, luego entonces, los empresarios tienen que hacerle frente a la situación con recursos propios. Y ahí es donde se instala la necesidad de abrir los comercios.

Ahora bien, ya estamos ante esa necesidad de operación: ¿es necesario permitir que operen al 40% de su capacidad? ¿No hay acaso otras opciones para que los restaurantes pueden operar ese día? La pregunta es en cierta forma muy ingenua. Por supuesto que las hay: el servicio a domicilio es una de ellas. De hecho, es la medida que se debe utilizar si consideramos la fase en la que estamos de la pandemia.

Pero bueno, el alcalde prefiere autorizar -haciendo uso de su autonomía frente al gobernador- el funcionamiento del 40% de la capacidad de los restaurantes. Ya lo decidió y punto. Solamente habría que dejar en claro tres puntos: 1) Que con su decisión no desacata una indicación del gobernador, sino de una autoridad federal de un gobierno del cual él pertenece; 2) Que con su decisión hierra -y de forma grave- ante una coyuntura delicada: ¿cuántos casos de Covid-19 se van a presentar para el 25 de mayo? Lo desconozco. Pero los que ocurran ese día, en parte serán responsabilidad de todos aquellos que participaron en esta decisión del alcalde; 3) ¿Se solventa de forma importante la situación económica de los restaurantes con la operación del 10 de mayo? No, es un tanque de oxígeno solamente. El apoyo que requieren los empresarios de este ramo es un apoyo de fondo y no una autorización con la cual solventen algunos días la operación de sus negocios.

Termino con lo siguiente: en esta coyuntura tan compleja que tenemos enfrente, lo adecuado es tener flexibilidad de pensamiento. El pensamiento rígido en nada ayuda en estos tiempos debido a que la realidad está cambiando todos los días. No se puede encuadrar un círculo en un cuadrado. La realidad no funciona así.

En ese sentido, lamento la decisión del alcalde, pero entiendo que busque ayudar a los comerciantes. Sin embargo, con esa decisión afecta a la población en su conjunto. No es momento para distender las medidas. Si eso ocurre, la pandemia nos va a llevar bastante más tiempo mitigarla. Y ahí sí… el costo va a ser más fuerte para el bienestar de todos los mexicanos.

¿Es tan difícil entender eso?

Estatal

Rubén Rocha Moya lamenta asesinato de morenistas Román Rubio y Esteban López; exige esclarecer los hechos

– El gobernador electo de Sinaloa lamentó los hechos que costaron la vida de los dos compañeros morenistas y expresó sus sentidas condolencias a sus familiares.

CULIACÁN, Sinaloa — En relación a los lamentables asesinatos, ocurridos en el municipio de Sinaloa, de Román Rubio López, excandidato por Morena del sexto distrito, y Esteban López Beltrán, quien fue coordinador de campaña de la candidata de Morena por la alcaldía de ese municipio, Mónica Nava, el gobernador electo Rubén Rocha Moya pidió a las autoridades actuar de inmediato para esclarecer los hechos y castigar a los responsables.

“Pedirles a las autoridades correspondientes que actúen de inmediato, que hagan la investigación que corresponde, con toda responsabilidad y apego a derecho, imparcial, diligente”, puntualizó.

“En este momento es cuando se pueden esclarecer los hechos, y que le entreguen a la sociedad, a los familiares, a todos nosotros los compañeros de Esteban y de Román los resultados, que espero sean esclarecedores con respeto a los responsables del asesinato de nuestros compañeros”.

Rocha Moya lamentó los hechos que costaron la vida de los dos compañeros morenistas y expresó sus sentidas condolencias a sus familiares.

Continuar leyendo

Estatal

La “Agenda 24” del PAS

Por Fidel Ibarra López

En días pasados el dirigente del PAS dio a conocer una “pieza discursiva” con la cual va a delinear su estrategia y su discurso político de aquí a las elecciones del 2024. La pieza discursiva es “Agenda 24”, un vocablo que tiene más de un sentido político: En primer lugar, indica que la acción política del PAS no se detiene con el fin de las elecciones. Al contrario, se prosigue el trabajo político una vez que se consiguieron los objetivos políticos en el 2021. En ese sentido, la “Agenda 24” es la vía donde se encuadrarán los objetivos políticos para las próximas elecciones. En segundo lugar, el vocablo “Agenda 24” es la evocación de la concepción que Cuén Ojeda tiene de la política. Para el líder estatal del PAS, las campañas electorales se ganan antes de la elección. ¿Cómo? Haciendo los acuerdos, las alianzas y la organización de la estructura política para la operación de la campaña política. Un trabajo que se hace con años y meses de antelación. Lo anterior es una concepción que va en contrasentido de lo que comúnmente hace la clase política: esta última se “mueve y opera” hasta que los tiempos políticos se van acercando. Cuén Ojeda no se encuadra en esa línea. Y en parte esa forma de concebir la política fue la que le permitió alcanzar los objetivos políticos el 6 de junio. Lo anterior bien se puede señalar, en otros términos: la clave para Cuén Ojeda está en la planeación estratégica antes que en el trabajo organizativo para el periodo previo y durante las elecciones. Bajo este marco, Cuén Ojeda bien puede ser calificado como un “animal político” desde la vieja concepción aristotélica. Vive, come y respira política. No se da un descanso. A grado tal, que ya inició los preparativos rumbo al 2024.

Me quiero detener en el segundo punto; esto es, en la preparación del terreno rumbo al 2024. Y para tal efecto, parto de lo siguiente: recientemente, Cuén Ojeda anunció en rueda de prensa, la integración de Roberto Osuna, mejor conocido como “el Zeuss” a las filas del PAS. Roberto Osuna es un cuadro político, como es de dominio público, que proviene del PAN. En su momento fue integrado al gobierno de Quirino, algo que no fue bien visto por ciertos cuadros políticos al interior del PAN. A grado tal, que en las pasadas elecciones ni siquiera fue considerado como una carta para alguna de las candidaturas que le correspondían al albiazul en el acuerdo de la alianza con el PRI. Y ese desaire, junto con las nulas perspectivas de poder que ofrece el PAN, es lo que origina la salida de Roberto Osuna del panismo. Una salida de un “cuadro histórico” del PAN, dado el tiempo que Roberto Osuna permaneció en el partido. En ese sentido, el PAN pierde una carta importante y el PAS no gana solamente un militante, sino tiene de facto, una carta política para las próximas elecciones del 2024. 

De igual manera, Cuén Ojeda anunció la reunión que sostuvo con el ex Diputado Federal, Manuel Meléndez Franco, y con el ex diputado local, Jaime Tirado. En este caso, el anuncio fue de “reunión”, no de “adhesión” de ambos cuadros al partido. Pero cuando se celebran reuniones entre políticos, no es solamente para “compartir el café”, sino para hablar sobre el escenario. Y sobre las posibilidades que se tienen en “ese escenario”. ¿Posibilidades de qué? De converger. Y esas posibilidades se materializan en función de que se “acercan intereses” y se llegan a acuerdos.

Y esta última parte es necesario señalar lo siguiente: un partido político puede atraer a otros cuadros políticos en función de las condiciones que tiene de ofrecer “perspectivas de poder en el futuro”. Y lo anterior opera con mayor ahínco cuando se trata de cuadros experimentados, como el caso de Manuel Meléndez Franco, y del ex diputado local, Jaime Tirado. Caso contrario ocurre con el PAN. ¿Por qué se están yendo los cuadros importantes del partido desde hace dos años? Precisamente, porque el partido no ofrece perspectivas de poder. Además de que se desfiguró ideológicamente al hacer la alianza con el PRI.

Pero centrémonos en el PAS. El partido puede atraer a cuadros como Roberto Osuna, por el liderazgo de Cuén Ojeda, pero sobre todo por las perspectivas políticas que ofrece el partido. Y en este punto, Cuén Ojeda tiene una ventaja: ante la debilidad política en la que se ubica el PRI y el PAN en el estado, es muy factible que se presente un escenario de migración política por parte de los militantes de esos partidos. Y a donde podrían migrar es hacia el PAS. ¿Por qué? Porque en Morena lo menos que quieren es que se integren otros actores políticos que les disputen las posiciones de poder. Al contrario, si por ellos fuera, harían una purga de los militantes priistas que en su momento se sumaron al partido. El caso del PAS es distinto. El partido morado busca la consolidación del partido. Y ello se logra, por un lado, si se mantiene lo que se ganó el 6 de junio; y, por otro lado, si se consigue ampliar el espectro de influencia del partido en otros municipios. Y la vía para alcanzar eso, es a través de la suma de los cuadros políticos que puedan coadyuvar en ese propósito. Y la “Agenda 24” se instala en esa hoja de ruta.

Termino con lo siguiente: la “Agenda 24” es también un mensaje político para quien va a asumir el poder el 1 de noviembre. Mientras Rubén Rocha Moya está planeando su gabinete de gobierno, Cuén Ojeda ya está operando hacia la próxima elección.

De ese tamaño es Cuén Ojeda.

Vive, come y respira política.

Continuar leyendo

Estatal

¿Cogobierno entre Morena y el PAS en Sinaloa?

Por Fidel Ibarra López

Rubén Rocha Moya y el líder estatal del PAS, Héctor Melesio Cuén Ojeda, son los actores políticos más visibles en este momento. Ambos están operando. Se mueven. Y realizan reuniones en escalas distintas. El primero, tiende puentes con actores claves del gabinete a nivel federal –la reunión con Marcelo Ebrard no es casual, para nada-, y el segundo se reúne con su estructura de poder; es decir, con la estructura con la cual va a cogobernar con Morena desde el Congreso Local y los Ayuntamientos. En suma, ambos perfilan su estrategia de cara al escenario después del 1 de noviembre.

Hay que detenerse en el concepto de “cogobierno”, porque es el concepto clave para el análisis que nos ocupa en el presente artículo. Cuando se habla de cogobierno, no nos estamos refiriendo al tipo de gobernanza que se establece entre gobierno y sociedad civil organizada –por la capacidad, los recursos e independencia de actores sociales que conforman la sociedad-. (Villanueva, 2020; p. 95). Esta concepción teórica de “cogobierno”, es la concepción que los académicos especialistas en la materia han articulado para referirse a ese tipo de gobernanza donde la sociedad –otra vez, por el nivel de organización, modernidad y desarrollo-, coadyuva con el gobierno en la construcción de la gobernabilidad. No es el caso. Para el caso que nos ocupa, cuando nos referimos a “cogobierno” lo hacemos desde la perspectiva de la gobernanza por gobierno; es decir, a aquella gobernanza donde la gobernabilidad depende por entero del gobierno. Sólo que, en este caso, ese gobierno estaría compuesto por dos fuerzas políticas: Morena y el PAS.

Y aquí viene la pregunta clave: ¿estamos ante un escenario donde pueden confluir ambos partidos en el ejercicio del poder desde el gobierno del estado? Lo anterior conlleva pasar de una coalición electoral a una coalición en el gobierno. Y aquí estamos ante otro concepto clave. El gobierno de coalición cobra relevancia y factibilidad para aquél gobernante que se ubica en un marco de un gobierno sin mayorías. En ese marco, es fundamental construir alianzas con otras fuerzas políticas para la construcción de las mayorías que no fueron resultado de las urnas.

En el caso de Sinaloa, las condiciones son distintas: el gobernador electo, Rubén Rocha Moya llegó al poder acompañado del PAS. Una condición que demandó ante el CEN Morenista, si no, no iría como candidato. Concebía de inicio que, al ir en alianza con el pasismo, se tendría un escenario más adecuado para ganar la elección. Logró el triunfo de forma holgada. Y ahora, la pregunta es: ¿considerará el gobernador electo, Rubén Rocha Moya, que requiere al PAS para garantizar la gobernabilidad en el estado?

Esta pregunta es clave: el PAS contará con 8 diputados locales y 6 alcaldes en el estado –directos del partido-; así como 33 regidores en todo el estado. Y en todos los municipios donde ganó la alianza Morena-PAS, el Síndico Procurador proviene de este último partido. En ese sentido, el PAS, de acuerdo con los resultados electorales del 6 de junio, es la segunda fuerza política en el estado. O, dicho en otros términos, contiene un tercio del poder en el estado –visto en términos de la geografía electoral-. Y como tal, es un factor determinante para la construcción de la gobernabilidad en el estado.

Integro en una pregunta final: ¿qué implicaría un gobierno de coalición en el gobierno de Rocha Moya? Integrar a actores del pasismo en el gabinete Rochista. Eso implica. Y si hablamos de un gobierno de coalición –en aras de construir la gobernabilidad en el estado-, una de esas posiciones a compartir con el pasismo podría ser precisamente la Secretaría General de Gobierno, instancia encargada –a decir del propio gobierno del estado (actual)- “de las políticas y normatividades públicas que rigen la vida y desarrollo del estado”, lo que no es otra cosa que la gobernabilidad interna del estado.

¿Y quién podría ser esa figura del pasismo? El propio Héctor Melesio Cuén Ojeda. De hecho, un ejercicio de cogobierno entre Morena y el PAS inicia, precisamente con la integración de Cuén Ojeda al gabinete de Rocha Moya. Ahora bien, ¿es posible ese movimiento? Por supuesto que sí. Agrego dos apuntes al respecto: 1) En la reciente visita a la Cd. de México por parte de Rocha Moya, hay una imagen que se debe leer con atención: en esa imagen se observa a Rocha Moya, a Mario Delgado, a Cuén Ojeda y a Víctor Antonio Corrales Burgueño. Estos dos últimos son las cabezas más visibles del pasismo en el estado. Ahora, -y este es el punto central- si no hubiese proyecto político entre Morena y el PAS, una postal de ese tipo no hubiese tenido lugar; y 2) Cuén Ojeda es una figura que le puede generar el marco de gobernabilidad que el gobierno de Rocha Moya necesita, mientras este último se ocupa de la generación de resultados de gobierno.

Sobre esto último se ha especulado mucho en estas tres últimas semanas. Y se entiende, al no tener posibilidad de ser Diputado Local por la vía de la representación proporcional, la pregunta obligada es: ¿cuál es el futuro político de Cuén Ojeda? Un servidor lo observa en el gabinete de Rocha Moya. Y si ese movimiento tiene lugar, entonces en Sinaloa estaremos presenciando para los próximos años un gobierno “Morenopasista”.

Un gobierno, en términos de gobernabilidad, muy favorable para Rocha Moya; pero es el peor escenario para la oposición… porque no serían requeridos para la construcción de la gobernabilidad.

Al tiempo…

Continuar leyendo

Lo Relevante