Sigue nuestras redes sociales

Nacional

VIDEO: Graban pelea entre profesor y alumno en Guanajuato

– La Secretaría de Educación del estado separó de manera definitiva al profesor y estableció el protocolo de detección de violencia escolar.

 

CELAYA, Gto.- Derivado de una pelea a golpes entre un maestro y un estudiante de la preparatoria privada El Nigromante, localizada en Celaya, la Secretaría de Educación del Estado de Guanajuato (SEG) confirmó que de manera definitiva se separó del cargo al docente y se estableció el protocolo de detección y tratamiento para casos de violencia y conflicto escolar.

El caso se turnó a la Universidad de Guanajuato, ya que se trata de una escuela privada localizada en la comunidad de Rincón de Tamayo (al sur de Celaya), incorporada a la máxima casa de estudios.

Un video de la pelea en la que se observa al maestro sometiendo a golpes al alumno en el interior de lo que parece un salón de clases, se difundió en redes sociales, por lo que la delegación de Educación en la región V Este confirmó que se inició una investigación.

De acuerdo con la directora del colegio, los hechos se suscitaron luego de que un alumno agredió al docente, por lo que este último sometió al alumno de manera inadecuada.

 

El docente fue separado del centro de trabajo para el deslinde de responsabilidades por parte de la autoridad escolar de la institución y la Universidad de Guanajuato.

La autoridad educativa en la entidad aseguró que el caso está concluido y, además del despido del maestro, el alumno recibe atención psicológica, para la cual sus familiares decidieron atenderlo de manera particular.

Nacional

Inconvenientes para que el “Quédate en casa” funcione en México

Por Fidel Ibarra

 

Vamos directamente al punto: Ubico tres inconvenientes para que funcione el “Quédate en casa” en México. En primer lugar, la epidemia ha venido a desnudar una serie de fragilidades que tenemos en nuestro país. Una de esas debilidades estructurales tiene que ver con la vulnerabilidad laboral en la que se encuentran miles -sino es que millones- de personas. Me refiero a esos miles de personas que viven al día y que tienen su fuente de ingresos en la venta diaria en un puesto de comida, en un puesto de ropa o algún otro tipo de changarro -una disculpa por utilizar un término de la era foxista-. A esas personas no les queda de otra más que salir a la calle a ganarse el pan, no tienen otra alternativa.

En segundo lugar, se tienen a las personas que laboran en una empresa o en alguna unidad productiva donde los responsables de la misma, no tienen cómo hacer frente a los imperativos que plantea una epidemia como la del Covid-19. Con ello me refiero al hecho de que los dueños de la empresa no le pueden otorgar al trabajador el resguardo que este requiere, porque simplemente “no les puede pagar sin que trabajen”. Esto se presenta fundamentalmente en las pequeñas y microempresas. No obstante, también se está observando en empresas que están en una condición sólida; pero que los dueños no tienen la responsabilidad social que la situación demanda y están mandando a los trabajadores a que descansen a sus casas; pero sin pago alguno. En esas condiciones, la persona no se puede mantener en casa y tiene que salir a la calle a buscar el sustento.

En tercer lugar, se tiene el marco cultural. Y en este aspecto se debe señalar lo siguiente: en México hemos fallado en la formación del pensamiento crítico del sujeto; así como en su educación científica. Ello explica el hecho de que las personas recurran más a sus creencias personales que a la información científica con la cual pueden formular un criterio más sólido respecto a la situación que estamos viviendo. En ese sentido, es entendible que se escuchen comentarios como “esto no existe”; o que esto “es un invento del gobierno”. Visto así, el factor cultural se constituye en un serio riesgo, porque termina minimizándose el peligro que representa la pandemia del Covid-19 y, por ende, el riesgo de contagio crece.

Al momento de escribir estas líneas, se tienen 993 casos confirmados por contagio del Covid-19 en todo el país. Si lo proyectamos de acuerdo con lo que señala Gustavo Cruz, especialista de la UNAM, respecto a que por cada persona infectada podría haber de 50 a 100 portadores asintomáticos. Eso significa que podríamos tener entre 49 mil 650 y 99 mil 300 portadores asintomáticos. ¡Una locura!

La necesidad de trabajar aún en condiciones de pandemia; así como la imposibilidad -e irresponsabilidad en otros casos- que tienen algunos empresarios para garantizarles a sus trabajadores una condición de “descanso con pago”; y el marco cultural que tenemos como sociedad, se constituyen en obstáculos para que el “Quédate en casa” funcione.

¿Qué tendría que ocurrir entonces? Como lo hemos señalado en este espacio, lo que tiene que ocurrir es que el Estado se haga presente. Y con ello me refiero a lo siguiente: el Estado le debe garantizar un ingreso -como la propuesta que está presentando el presidente de El Salvador Nayib Bukele- a toda aquella persona que se encuentre en estado de vulnerabilidad por cuestión laboral. Es la única forma de mantenerlo en casa. Pedirle que se resguarde sin el alimento asegurado, sería como un llamado a misa. La otra vía, es la vía dura: militarizando la contingencia sanitaria; pero eso sería un acto inhumano.

Asimismo, la idea de otorgar créditos sin intereses o a tasa muy baja a un millón y medio de pequeños negocios (fondas, talleres, comercios, taquerías) es una idea loable de parte del presiente López Obrador. Pero esa iniciativa va a operar una vez que se termine la pandemia. Y mientras tanto, ¿qué van a hacer esos microempresarios? ¿Cómo le van a hacer frente a todo este tiempo mientras dura la pandemia? Van a tener que mantenerse en la calle trabajando. A menos que el gobierno decida mandar cerrar sus negocios. ¿Y luego?

En cierta forma, esta pandemia ha evidenciado no sólo las debilidades estructurales que tenemos en México, sino al mismo tiempo -y esto es lo más crudo- está dejando al desnudo los estragos sociales que dejó la política económica en los últimos 30 años. ¡No se puede meter a sus casas a más de 50 millones de pobres! Y menos cuando si no salen a trabajar, no tendrían con qué solventar la sobrevivencia diaria.

En ese sentido, millones de mexicanos se encuentran en esta disyuntiva: o salen de sus casas para agenciarse la comida del día a riesgo de contagiarse con el Covid-19, o se mantienen en casa enfrentando la penuria.

Por estas condiciones, es difícil que el “Quédate en casa” funcione en México.

Hay demasiada pobreza.

Solamente con la participación del Estado se puede enfrentar esta situación. Por eso afirmo, es momento de que el Estado se haga visible.

A manera de colofón: Es momento de que los partidos políticos también se hagan presentes. Las élites partidistas deben empujar una reducción del 50% de su presupuesto para esta contingencia sanitaria. Para que ese dinero sea destinado ya sea a hospitales o a los ciudadanos que lo necesitan en estas condiciones extraordinarias. Pero tal parece que ese slogan socorrido en las campañas de “nos importas tú y tu futuro”, es sólo eso, un slogan de campaña. En los hechos les importa un pepino la situación de los ciudadanos.

Continuar leyendo

Nacional

AMLO habla sobre saludo a mamá de El Chapo

– En la conferencia matutina el mandatario comentó los detalles sobre su visita a Badiraguato luego que le cuestionaran sobre su plática con María Consuelo

 

Ciudad de México.- En la conferencia matutina el presidente de México reveló los detalles de su gira de trabajo en Badiraguato, Sinaloa. Esto luego que fuera cuestionado sobre la razón por la cual le dio la mano a la mamá de ‘El Chapo’ Guzmán.

La señora María Consuelo parece haberle enviado una carta a AMLO, pues en el video que circulaba se podía escuchar que el mandatario le comentaba que había recibido el mensaje que ella le mandó.

Para evitar controversia, y ante la gran insistencia de los presentes, AMLO reveló cuál era el contenido de esa carta: mencionó que era una petición de esta mujer para obtener ayuda del Gobierno de México para negociar con Estados Unidos una visita con Joaquín Guzmán.

Mencionó que incluso dará a conocer el mensaje, pues, dijo el mandatario, no hay nada que esconder. Comentó que ella tiene todo derecho como madre de defender a su hijo, comentó que él, como presidente, tiene la obligación de escuchar a los mexicanos.

Dijo que María Consuelo, de 92 años de edad, no quiere morir sin poder ver a su hijo: “Que no lo ha visto en 5 años, y no se quiere morir sin verlo, y me pide yo ayude en gestiones para que el gobierno de Estados Unidos le permita viajar para ver a su hijo”.

Continuar leyendo

Nacional

Se vienen tiempos oscuros

Por Fidel Ibarra López

El discurso del día de ayer del Subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell significa en los hechos, que el gobierno federal se equivocó en la gestión de esta pandemia. Subrayar tres veces en un discurso en cadena nacional que hay que quedarse en casa porque es nuestra última oportunidad de detener el contagio masivo por el Covid-19, significa que la situación en realidad está muy grave. Y no como se había estado afirmando; esto es, que las cosas se estaban haciendo bien. Y que no había porqué alarmarse con la pandemia.

Ahora la cuestión reside en saber si el llamado a “quedarse en casa” es a tiempo o ya estamos en una situación irreversible. ¿Cómo saber eso? De acuerdo a los que saben del tema, estamos ante un virus que contagia desde la fase de incubación; esto es, el contagio no se genera una vez que la persona presenta los síntomas, sino desde el momento en que el virus esté incubado en el cuerpo. Lo anterior significa entonces, que miles de personas pueden estar contagiados y desconocer que lo están. Y pueden convertirse, asimismo, en instrumentos de contagio masivo. Ese es el grave riesgo con este virus. La clave consiste entonces en saber el número de personas que pueden ser contagiadas por cada portador asintomático. Y de acuerdo a Gustavo Cruz, especialista de la UNAM, la información que se desprende de los modelos matemáticos que se han utilizado para conocer el nivel de contagio en México, por cada persona infectada de Covid-19, podría haber de 50 a 100 portadores asintomáticos. Si eso es así, entonces la situación es irreversible en México. El golpe de contagio va a venir muy fuerte. 

¿Cómo es que llegamos al llamado de urgencia de López-Gatell? En parte, por la irresponsabilidad del presidente. Su llamado a que no se exagerara sobre el coronavirus porque afectaba la economía (El País, 20 de marzo del 2020), influyó para que la población -y, sobre todo, los gobernantes emanados de Morena- no se tomaran “tan en serio” la contingencia sanitaria. De igual forma, por la irresponsabilidad de López-Gatell, al negarse a hacer pruebas masivas para identificar (principalmente) a los portadores asintomáticos. El hecho de que no haya habido pruebas en México representó en los hechos afrontar esta pandemia “a ciegas”.

Ahora se habla incluso de “recurrir a la fuerza” si es necesario para obligar a las personas a que permanezcan en casa. Ahora sí parece que hay urgencia en el gobierno federal; pero ya es tarde. Se falló en las medidas de contención. Ahora vienen las medidas de actuación. Y en este nivel nos trasladamos al escenario más delicado, porque es aquí donde se tienen las debilidades más agudas. Y con ello me refiero a la infraestructura de salud. No contamos con el número de camas suficientes para atender una pandemia masiva.

Se viene pues, lo más difícil.

Y todo por no prevenir a tiempo. Se subestimó la pandemia y ahora el costo puede ser muy alto.

¿Por qué lo afirmo? Porque con esta pandemia no solamente estamos hablando del tema de la salud, sino que esta situación trae aparejado un conjunto de problemas muy serios. Menciono dos solamente: el abasto de alimentos y con ello el saqueo de establecimientos. Si no se garantiza lo primero, se origina lo segundo. Y eso sería el caos. Por ello, cuando se habla de que se podría recurrir a la fuerza para asegurar que las personas permanezcan en casa, más bien de lo que se está hablando es de asegurar con el uso de la fuerza, que las personas no vandalicen.

Enfermedad por coronavirus (COVID-19)

Vaya situación que se nos viene. Se priorizó la economía por encima de la salud. Y ahora ambas se pueden agravar severamente.

Y para colmo, el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, está infectado con el Covid-19. Y días atrás estuvo en contacto con el presidente López Obrador. Por ello, los reflectores se han enfocado en el presidente. Y ya hay exigencias para que este se haga la prueba del Covid-19.

En este tema, López-Gatell sostuvo que al presidente se le hará la prueba solamente si presenta síntomas del Covid-19. Y en esta declaración se ubica el error en toda esta pandemia: se manejó este virus como si fuese un virus convencional: se atiende a quien presenta síntomas. Y los asintomáticos -que son los más peligrosos en términos de contagio- no figuraron en las coordenadas del Subsecretario. Y por ese error, esta pandemia puede ser muy severa para nuestro país.

A manera de colofón: Si el presidente no aplicó medidas a tiempo, a pesar de la evidencia empírica que se tenía en otros países sobre los estragos que estaba causando la pandemia. Al menos que revise, en términos políticos, lo que la pandemia está causando en otros mandatarios como el caso de Donald Trump. La pandemia se le ha salido de control y lo tiene acorralado. A grado tal, que en plena epidemia se atreve a calificar como narcoterrorista a Nicolás Maduro y hasta ofrece una recompensa por su captura. Lo que pretende con esa medida es desviar la atención -como es su modus operandi en todo este tiempo que ha estado al frente de la Casa Blanca-. El virus del Covid-19 le puede costar la reelección. Lo mismo puede ocurrir en México. Si la situación se torna dramática en nuestro país, la población puede emitir en el 2021 un voto de castigo al presidente y a Morena en su conjunto. En ese sentido, si ya se falló en las medidas de contención, resta que el presidente y todos los gobernantes emanados de Morena no fallen en las medidas de actuación. Si eso ocurre, que se vayan despidiendo del poder.

Continuar leyendo

Lo Relevante