Sigue nuestras redes sociales

Internacional

El mundo va a ser otro después de la pandemia del Coronavirus

Por Fidel Ibarra López

“Las decisiones que tomen los gobiernos y pueblos en las próximas semanas probablemente al mundo que tendremos en los próximos años”.

Yuval Noah Harari

Parto de una interrogante obligada: ¿Por qué China ha avanzado de forma tan eficaz en el control del Covid-19? Una respuesta inmediata es porque tiene un régimen de control único y puede aplicar el control político a los ciudadanos. Una de esos controles lo aplican utilizando herramientas de vigilancia con reconocimiento facial en los celulares a través de una aplicación que los ciudadanos deben de bajar a fuerza. En occidente no puede ocurrir de esa forma. Acá el sistema social y político se sostiene bajo el principio de la libertad y por ello ante la amenaza del Covid-19, los gobiernos -de todos los países occidentales- recurren a la concientización de la población antes que al uso de la fuerza militar. El principio de la libertad impide que en una sociedad con un régimen democrático se pueda trastocar el marco de los derechos humanos que están protegidos en la Constitución. A menos de que haya una “condición especial” como el caso de una pandemia que se ha salido de control. En ese caso, la “vía dura” puede ser la alternativa que se instale en Occidente. Y se pierdan con ello, un marco de libertad en aras de “garantizar la protección de los ciudadanos”. En otras palabras, el reforzamiento de la seguridad y la pérdida de las libertades sociales y políticas puede ser una de las herencias de la pandemia del Coronavirus para los próximos años.

Pero no va a ser la única herencia. El mundo es uno antes de la pandemia y va a ser otro una vez que termine. El mundo se va a reconfigurar. ¿Hacia dónde? Esa es la gran interrogante. Por lo pronto, se están presentando algunos elementos que podrían alterar el actual orden internacional. Y esos elementos son los siguientes:

En primer lugar, el sistema de organismos internacionales que configuraron el sistema internacional tras la segunda guerra mundial, están rebasados con la pandemia del coronavirus. Cada país está desarrollando un conjunto de medidas de acuerdo a sus posibilidades financieras, de infraestructura y tecnológicas. Ni siquiera la OMS comparte la tecnología que posee para enfrentar el Covid-19 con el resto de los países. Cada nación está haciendo lo propio. En ese sentido, estamos ante una pandemia global, pero que está siendo enfrentada de forma local por cada gobierno en particular. ¿Un golpe a la globalización económica? Sin duda. Pero el golpe no viene de ahora. Está ocurriendo desde que Trump llegó al poder en el 2017, sólo que el Covid-19 está acelerando la caída.

En segundo lugar, se observa una caída del liderazgo mundial estadounidense. El presidente Donald Trump está enfocado en su país y está dejando a su suerte a los aliados históricos de Estados Unidos. Ese vacío lo está ocupando Rusia al auxiliar en términos sanitarios a Italia. Incluso hasta el propio régimen cubano está apoyando al gobierno italiano ante la pandemia que se le ha salido de control. Esto le traerá costos a Estados Unidos. El sistema de alianzas se puede reconfigurar en los próximos años debido a esta pandemia sanitaria.

En tercer lugar, hay signos de interrogación en los Estados Unidos con respecto al control de la pandemia. No parece que Trump la esté controlando. Y ese hecho es vital si se pone en perspectiva con respecto al caso de China. Mientras el gigante asiático controla la pandemia, puede avanzar de forma estratégica aprovechando los costos que la crisis sanitaria va a generar en las economías nacionales. China está en condiciones de constituirse en el gran inversor en aquellas economías que se adentren en una crisis económica. No es el caso de Estados Unidos. En otras palabras: si la pandemia deja severas consecuencias en las economías nacionales, China puede empoderarse en ese escenario. Y si eso ocurre, las tensiones con Washington se van a agravar.

La idea de una crisis económica global es un argumento que se está manejando a nivel global. La propia Directora Gerente del FMI, Kristalina Georgieva, afirma que la crisis en las economías emergentes puede ser más grave incluso que la crisis económico-financiera del 2008-2009. Señala que los inversores ya han retirado 83 mil millones de dólares de dólares desde que comenzó la crisis (Desde abajo. La otra posición para leer, 24 de marzo del 2020). Estaremos entonces, ante un escenario de bastante vulnerabilidad para las economías emergentes; pero de oportunidad para las grandes potencias, como el caso de China.

En suma, el Covid-19 no solamente ha detonado una crisis sanitaria, sino al mismo tiempo ha configurado un escenario que puede dar pie a un nuevo orden internacional. ¿Hacia dónde? Esa es la gran interrogante. No obstante, como afirma el filósofo coreano Byun Chul Han, “la pandemia podría ser el altavoz del modelo chino” (el Periódico, 24 de marzo del 2020).

La otra interrogante obligada es: ¿Y para los ciudadanos, qué repercusiones tendría un reacomodo del orden internacional? Como lo afirmamos en el primer párrafo, la pandemia podría dejar como herencia una pérdida de las libertades constitucionales. Los gobiernos pueden optar por la vía dura para mantener el orden y la seguridad de los ciudadanos; pero una vez que esto termine ¿habrá condiciones para que la “normalidad” democrática se restablezca? Dependerá del nivel del desastre que nos deje la pandemia.

No obstante, el riesgo consiste en que los ciudadanos no solamente pierdan sus libertades civiles o políticas, sino que pierdan el control de su cuerpo. Y que, en aras de la seguridad, se le instale algún mecanismo al interior de su cuerpo con el cual se pueda vigilar sus signos vitales con el argumento de que se pretende controlar la pandemia. Lo anterior no es una exageración. Si la pandemia se sale de control en Occidente, los gobiernos nacionales recurrirán a cualquier alternativa para controlar el caos. Estamos siendo testigos de algo inédito en la historia reciente. Y aún no hemos visto lo peor.

Lo que sí es un hecho, es que el mundo será otro una vez que termine la pandemia.

Internacional

¡ALERTA! Italia registra 627 fallecidos en las últimas 24 horas

– Con esta cifra se llega a un nuevo máximo que supera las 4 mil defunciones

 

Roma.- Las autoridades de salud de Italia han confirmado este viernes 627 nuevos fallecidos en las últimas 24 horas por coronavirus, lo que supone un nuevo máximo de casos mortales en el país europeo.

Con estos nuevos datos el total de muertos a causa de esta enfermedad ha alcanzado el total de 4.032. Esto supone un aumento del 18,4 % en un día, siendo el mayor incremento en términos absolutos desde que surgió el brote en territorio italiano hace un mes.

De igual manera se han confirmado 5.986 nuevos casos de covid-19, sumando un total de 47.021 contagiados; unas cifras ante las que el sistema sanitario italiano no da abasto para tratar a los pacientes.

Tan solo el día anterior el Ministerio de Salud de Italia contabilizaba 3.405 muertos, superando a China como el país que registró más casos fatales por el virus que se ha expandido por varios países del mundo.

La región de Lombardía, al norte, es la más afectada por la pandemia al registrar el mayor número de casos. Solo en esta zona han muerto 2.549 personas y 22.264 infectados hasta la fecha.

Continuar leyendo

Internacional

Fed facilita acceso a dólares a México y otros 8 países por coronavirus

– El banco central de EU abrió lineas de swap para bancos centrales como Banxico para evitar una paralización de los mercados globales de dinero

 

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) abrió una instalación para proporcionar dólares a más bancos centrales, incluido el Banco de México (Banxico), en medio de la crisis monetaria mundial causada por la pandemia de coronavirus Covid-19.

La medida de la Fed busca “disminuir las tensiones en los mercados mundiales de financiación en dólares”. Proporcionará hasta 60 mil millones a cada banco central de Australia, Brasil, Corea del Sur, México, Singapur y Suecia, y 30 mil millones a Dinamarca, Noruega y Nueva Zelanda.

La Reserva Federal abrió líneas swap en dólares con bancos centrales de estos nueve países a fin de que puedan acceder mejor a operaciones en la moneda estadunidense y evitar que la pandemia de coronavirus cause una paralización de los mercados globales de dinero.

La Fed dijo que los swap, en los que acepta otras monedas como colaterales a cambio de dólares, estarán vigentes por al menos seis meses para permitir a los bancos centrales utilizar un total combinado de 450 mil millones de dólares.

¿Qué son las líneas de swap de divisas?

El Banco Central Europeo explica que una línea swap es un acuerdo entre dos bancos centrales para el intercambio de monedas, que permite a un banco central obtener liquidez en moneda extranjera del banco central que la emite, generalmente para satisfacer la necesidad de los bancos comerciales de su país.
Estos, indica, se han convertido en los últimos años en un instrumento importante para mantener la estabilidad financiera e impedir que las tensiones de los mercados afecten a la economía real.

Continuar leyendo

Internacional

La mortalidad sigue creciendo en Italia: 475 fallecidos en un solo día

– Son casi 3.000 las personas que murieron a causa del virus, desde que surgió en ese país

 

Roma.- Italia tuvo este miércoles un nuevo récord de víctimas fatales en un día por el coronavirus​ al confirmarse 475 muertos, según informó el Gobierno. En total, la cifra de muertos se eleva ya a 2.978 mientras que los casos confirmados son ya más de 35.713, con 2.648 más en el último día.

Por otra parte, otras 1.084 personas se han recuperado de la enfermedad Covid-19, por lo que son ya 4.025 los pacientes curados.

Lombardía sigue siendo la región más afectada con 17.713 positivos hasta el momento, 1.493 más en el último día, y 1.959 fallecidos, otros 300 más desde el último balance.

El país está confinado desde hace una semana y, según un estudio de la Universidad de Génova, el pico de contagios sería entre el lunes y el miércoles de la semana próxima.

Un equipo de expertos en contagios y en informática desarrolló un modelo que, según ellos, hasta ahora demostró su fiabilidad sobre la evolución de la covid-19, “con un margen de error aceptable”. Prevé que, en términos de nuevos casos diarios, el pico de la epidemia en Italia se sitúe en torno al 23-25 de marzo, aunque la altura de este punto y su evolución posterior dependerán del comportamiento de los italianos.

Al decretar la noche del 11 de marzo el confinamiento total del país hasta el 25 de este mes, el jefe de gobierno Giuseppe Conte había estimado en “dos semanas” el plazo necesario para que las medidas mostraran un primer resultado.

“Alcanzar el pico no significará que habremos salido de la emergencia, sino sólo que la epidemia ha comenzado a desacelerarse y que, unos días después, alcanzaremos el punto de saturación de las unidades de cuidados intensivos, con importantes desequilibrios regionales”, explica Flavio Tonelli, profesor de simulación de sistemas complejos de la universidad de Génova, que participó en la elaboración del algoritmo.

Sin embargo, según el director del Departamento de Enfermedades Infecciosas del Instituto Superior de Salud, Giovanni Rezza, “hablar del pico de la epidemia a nivel nacional no tiene sentido”.

“Tenemos que ver de qué parte de Italia estamos hablando, porque en Lombardía estamos en una situación de incidencia máxima en las zonas de Brescia y de Bérgamo, mientras que lo peor ya pasó en la región de Lodi (primer foco de la epidemia en Italia)”, explicó el martes en Radio Capitale.

Continuar leyendo

Lo Relevante